lunes, 11 de enero de 2010

SÍNTOMAS TÍPICOS DE UNA INFECCIÓN.


· El sistema operativo o un programa toma mucho tiempo en cargar sin razón aparente.


· El tamaño del programa cambia sin razón aparente.


· El disco duro se queda sin espacio o reporta falta de espacio sin que esto sea necesariamente así.


· Si se corre el CHKDSK no muestra "655360 bytes available".


· En Windows aparece "32 bit error".


· La luz del disco duro en la CPU continúa parpadeando aunque no se este trabajando ni haya protectores de pantalla activados. (Se debe tomar este síntoma con mucho cuidado, porque no siempre es así).


· No se puede "bootear" desde el Drive A, ni siquiera con los discos de rescate.


· Aparecen archivos de la nada o con nombres y extensiones extrañas.


· Suena "clicks" en el teclado (este sonido es particularmente aterrador para quien no esta advertido).


· Los caracteres de texto se caen literalmente a la parte inferior de la pantalla (especialmente en DOS).


· En la pantalla del monitor pueden aparecen mensajes absurdos tales como "Tengo hambre. Introduce un Big Mac en el Drive A".


· En el monitor aparece una pantalla con un fondo de cielo celeste, unas nubes blancas difuminadas, una ventana de vidrios repartidos de colores y una leyenda en negro que dice Windows ’98 (No puedo evitarlo, es más fuerte que yo...!!).


Una infección se soluciona con las llamadas "vacunas" (que impiden la infección) o con los remedios que desactivan y eliminan, (o tratan de hacerlo) a los virus de los archivos infectados. Hay cierto tipo de virus que no son desactivables ni removibles, por lo que se debe destruir el archivo infectado.


Métodos de propagación


Existen dos grandes clases de contagio. En la primera, el usuario, en un momento dado, ejecuta o acepta de forma inadvertida la instalación del virus. En la segunda, el programa malicioso actúa replicándose a través de las redes. En este caso se habla de gusanos.


En cualquiera de los dos casos, el sistema operativo infectado comienza a sufrir una serie de comportamientos anómalos o imprevistos. Dichos comportamientos pueden dar una pista del problema y permitir la recuperación del mismo.


Dentro de las contaminaciones más frecuentes por interacción del usuario están las siguientes:


Mensajes que ejecutan automáticamente programas (como el programa de correo que abre directamente un archivo adjunto).


Ingeniería social, mensajes como ejecute este programa y gane un premio.


Entrada de información en discos de otros usuarios infectados.
Instalación de software pirata o de baja calidad.


En el sistema Windows puede darse el caso de que el ordenador pueda infectarse sin ningún tipo de intervención del usuario (versiones Windows 2000, XP y Server 2003) por virus como Blaster, Sasser y sus variantes por el simple hecho de estar la máquina conectada a una red o a Internet. Este tipo de virus aprovechan una vulnerabilidad de desbordamiento de búfer y puertos de red para infiltrarse y contagiar el equipo, causar inestabilidad en el sistema, mostrar mensajes de error, reenviarse a otras máquinas mediante la red local o Internet y hasta reiniciar el sistema, entre otros daños. En las últimas versiones de Windows 2000, XP y Server 2003 se ha corregido este problema en su mayoría.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada